MANUAL BÁSICO DE UNA URL PARA SEO

La URL es algo básico en cualquier campo del marketing online, pero ¿sabemos realmente lo que es una URL, de dónde viene y las buenas prácticas a nivel SEO?

Todo contenido en la web debe de tener una única URL (Uniform Resource Locator) para evitar cualquier tipo de problema con los motores de búsqueda, es uno de los pilares básicos de cualquier cosa que tenga que ver mínimamente con Internet, ¿pero sabemos realmente lo que es una URL?

Qué es una URL

Una URL es la versión en texto para sustituir a las direcciones IP de modo que sea a la vez legible para las personas y para los ordenadores para poder comunicarse con los servidores.
En 1995, Tim Berners-Lee, el padre de la World Wide Web implementó el estándar para las URLs (que más tarde pasaría a llamarse URL), hoy en día se estima que hay más de 100 billones de páginas web usando el estándar de URL.

Anatomía de una URL

Una URL básica se compone obligatoriamente de 4 partes que son las que regirán el resto de URLs de una página web:

  1. Protocolo: Existen dos tipos de protocolos básicos:

    1. http: Es el protocolo básico por el que se rigen la gran mayoría de las páginas en servidores WWW
    2. https: Es el protocolo, digamos, de seguridad. Este tipo de protocolo se usa para proteger datos del usuario como números de tarjetas de créditos o datos personales.
  2. Subdominio: Un subdominio es un dominio de tercer nivel que depende del dominio principal. Se pueden crear todos los subdominios que se quiera sin ningún tipo de restricción, pero los más comunes son:

    1. www.ejemplo.com (www es el subdominio)
    2. ejemplo.com (no tiene subdominio)
  3. Dominio: Es el nivel principal de una web, si el dominio está libre se puede registrar
  4. TLD: Es la extensión que acompaña al dominio
  5. Sub-carpetas: Como su nombre indica son carpetas que están dentro de un dominio o subdominio
  6. Página: Se podría decir que es el último nivel de una URL, donde se encuentra el contenido final
  7. #TOP: Se utiliza para mostrar diferentes versiones u opciones de una misma página o a nivel navegacional dentro de la misma página. Google no tiene en cuenta a la hora de indexar lo que hay a la derecha de la almohadilla (#)

Según un estudio de MOZ, a nivel SEO ésta es la prioridad de las partes de una URL:

  1. Dominio
  2. Subdominio
  3. Subcarpeta
  4. Página

Buenas prácticas SEO con la URL

Como en cualquier aspecto que influya en lo más mínimo en el SEO, es optimizable.

Que contenga la palabra clave

Aunque en principio es algo que ya no influye en el posicionamiento, yo es algo que personalmente dudo dado la cantidad de páginas que hay de dudosa calidad que posicionan muy bien para términos muy competitivos simplemente por tener “exact match domain”.
Por eso es recomendable incluir un dominio en el que aparezca tu palabra clave principal, siempre y cuando parezca natural y no lleve a la desconfianza del usuario. Estos dos ejemplos son dominios demasiado orientados al SEO:

  • www.compraripadbarato.com
  • www.conseguirdinerorapido.com

Pero en una URL no lo es todo el dominio, además en el resto de la URL de una página debe aparecer la palabra clave por la que se pretende posicionar esa página, con el mismo consejo: no abuses de las palabras clave, si no Google lo puede tratar como keyword stuffing.

Cuanto más corta mejor

En principio no hay ningún límite para la longitud de una URL, pero es recomendable que sea corta por dos motivos:

  1. Para el usuario va a ser mucho más fácil leer y entender una URL corta que una larga
  2. La capacidad de posicionamiento de una palabra en una URL es menor cuanto más a la derecha de la URL esté y cuantas más palabras tenga la URL

Por esto motivo tienes que eliminar todo lo que no sea necesario en una URL, es decir, artículos y preposiciones de la URL, por ejemplo, si la URL es “Cómo mejorar el SEO de tu blog” la URL debería quedarse en “como-mejorar-seo-blog”

Usar guiones

Siempre que quieras separar palabras en una URL tienes que usar guiones (-) e intentar evitar tipo de separadores como barras bajas y el símbolo +:

  • MAL: www.ejemplo.com/fichadeun_producto.html
  • MAL: www.ejemplo.com/ficha+de+un+producto.html
  • BIEN: www.ejemplo.com/ficha-de-un-producto/

Sub-dominios Vs Sub-carpetas

Existe mucha discusión en torno a qué es mejor a nivel SEO: depende de qué sea lo que buscas te será más óptimo uno u otro. Pongamos el ejemplo de un blog dentro de una web:

Si lo que quieres es conseguir enlaces, menciones y relevancia hacia el blog que influya directamente sobre el SEO de tu web la mejor opción es crearlo en una subcarpeta, ya que esta pasará gran parte del link juice y de la autoridad al dominio superior.

Si, al contrario, quieres que lo que ocurra en tu blog no influya para nada en la web, ya sea por miedo a una penalización o porque la web está orientada a más de un país elige un subdominio.

Evita los caracteres extraños

Cualquier carácter que no sea del abecedario inglés no es bienvenido en una URL, es decir, eñes, tildes o signos de apertura de interrogación. Lo óptimo es usarúnicamentee letras y números dentro de abecedario ingles.

Canonicalización de las URLs

Esto es algo que se da en gran parte de las páginas web y es el motivo más común de contenido duplicado, se produce cuando una página tiene más de una URL, pongamos el ejemplo de un página de inicio:

  • ejemplo.com
  • www.ejemplo.com
  • ejemplo.com/index.html
  • www.ejemplo.com/index.html

Cada una de las anteriores dirigen a la misma página con el mismo contenido, tenerlas sin ninguna redirección hace que el buscador no sepa cual es a la que quieres dirigir a la gente.

Se podrían aplicar tres soluciones:

  1. Hacer una redirección en el servidor para asegurarte de que solo hay una página que se muestre a los usuarios
  2. Añadir un etiqueta canonical en todas las versiones de la URL apuntado a la principal
  3. Definir qué subdominio quieres que sea el principal (“www” o “no-www”) en Google Webmaster Tools

Evita los parámetros

Los parámetros en una URL hay que evitarlos en la medida en que es muy difícil ya que en un e-commerce muchas veces es necesario para diferenciar entre diferentes versiones de un mismo producto o para ordenar una serie de productos.

Existen muchos tipos de parámetros, sobre todo en e-commerce: filtros de los productos (color, talla, puntuación, etc.), ordenación (precio menor, por relevancia, precio mayor, en cuadrícula, etc.) y sesiones de usuarios. El problema, además de la pérdida de posicionamiento al aumentar la longitud de la misma, es que muchos de estos parámetros no cambian el contenido de la página, eso produce que haya muchas URLs para el mismo contenido.

  • www.ejemplo.com/vestidos?color=azul&precio-desde=30&precio-hasta=50

Es este ejemplo podemos ver tres parámetros: color, precio bajo y precio alto.

La solución es indicar a Google a través de Google Webmaster Tools > Rastreo > Parámetros de URL qué parámetros debe ignorar a la hora de indexar páginas en tu web.

Fuente: https://www.40defiebre.com/

HABLEMOS

Si tienes dudas, preguntas o deseas conocer información adicional, puedes llenar el formulario, escribirnos un correo o contactarnos por Whatsapp.

Acepto y Autorizo el Tratamiento de los Datos